150 profesionales del sector agroalimentario comparten soluciones innovadoras en el II Taller Transfronterizo sobre Economía Circular

Las empresas navarras Viscofan y Josenea han participado en una mesa redonda centrada en el desarrollo de proyectos de Economía Circular, bajo el II Taller Transfronterizo reuniendo a profesionales del sector agroalimentario. Esta iniciativa se enmarca en el programa de cooperación europeo ORHI, que abarca cinco territorios a ambos lados de los Pirineos y que en Navarra coordina AIN.

 

Durante toda la primera parte de este taller se ha generado un enriquecedor debate sobre el presente y el futuro del sector en relación con la Economía Circular, concretamente, los recursos de materia orgánica y plásticos. Las intervenciones, además, han puesto el foco en el actual escenario de convivencia con el COVID-19.

Iratxe Acha (Saiolan), coordinadora del proyecto ORHI, ha presentado algunos de los avances conseguidos. Tras identificar retos prioritarios y empresas ofertantes de soluciones en los territorios involucrados, se ha activado la búsqueda internacional de entidades que aporten alternativas. Este camino se ha materializado en dos catálogos, disponibles para todo el sector, que recogen todas estas soluciones innovadoras y tecnologías.

En estos momentos, los socios están centrados en el acompañamiento de proyectos. Iratxe Acha ha destacado dos de ellos, importados desde Japón. Uno ofrece soluciones de refrigeración y congelación para alargar la vida de los alimentos, un aspecto relevante para reducir el desperdicio alimentario. El otro, hace referencia a una tecnología de nanoburbujas, que aumenta el rendimiento en cultivos agrícolas y piscícolas.

Finalmente, ha aportado una reflexión global. “No hay garantía de salud individual, sin garantía de salud del sistema del que formamos parte. Si algo hemos comprobado los últimos meses es que es posible realizar cambios de hábitos como personas, como empresas y como gobiernos. Ante el anunciado cambio climático, tenemos el gran reto de preservar la vida humana en el largo plazo”.

 

Tras su intervención, los participantes han tenido la oportunidad de conocer de primera mano cuatro ejemplos destacados de acompañamiento: Leartiker (revalorización de lactosueros en queserías), Ovalie Innovation (valorización energética a través de la biometanización en granjas de patos), Breen Aquaponic Systems (acuaponía para el sector local de piscicultura y horticultura) y Solteco (revalorización y upcycling de residuos plásticos agrícolas).

 

Huella plástica y desperdicio alimentario

Juanjo Amate, ambientólogo, sociólogo y experto en sostenibilidad, ha ofrecido una conferencia bajo el título “Las claves de un modelo circular para la agroindustria y su relación con el COVID-19”. En su exposición, ha planteado esta estrategia como un modelo para la sostenibilidad que combina economía, medio ambiente y equidad social. “Debe ser una economía industrial, restauradora por intención, que dependa de energía renovable, que tienda a la eliminación del uso de productos tóxicos y que erradique desechos a través del diseño responsable. Estamos describiendo un ecosistema natural.”.

Ha recalcado, también, las nuevas demandas del mercado en esta situación post COVID-19. “Se ha generado una conciencia respecto a la utilidad del plástico en el contexto de una pandemia, pero a la vez del impacto que tiene su uso. Y eso nos plantea el problema de hasta qué punto podemos prescindir de él. Vemos la importancia de cadenas de suministro más cortas y detectamos el incremento en la demanda de alimentos más sanos, seguros y sostenibles”.

Desde la perspectiva de proyecto ORHI, ha considerado que los grandes retos pasan por reducir la huella plástica y evitar el desperdicio alimentario, así como abordar nuevos modelos de colaboración. La industria agroalimentaria cada vez está más familiarizada con la Economía Circular, “pero está necesitada de modelos y ejemplos concretos que inspiren. A medio plazo observaremos un gran cambio en positivo y, sobre todo, una oportunidad para innovar, no a base de músculo, sino de cerebro, tomando como modelo la idea del clúster colaborativo”.

 

Sostenibilidad, escalabilidad, innovación y alianzas

Este ha sido el preámbulo para una mesa redonda en la que han participado Cristina Rodríguez, responsable de Sostenibilidad de Eroski, Raquel Gómez, responsable de proyectos I+D del Clúster Food+i, Eva Verdejo, líder del grupo de Reciclado Químico de Aimplas, Gorka Legarreta, responsable corporativo para productos comestibles de VISCOFAN y Jesús Cía Asensio, director y fundador de Josenea.

 

Se ha abordado el contexto actual del sector agroalimentario y de envases plásticos, en el que la pandemia ha cambiado las prioridades, traccionando toda la cadena de valor del sector hacia una nueva realidad que debe estar alineada con los objetivos de la Unión Europea, en el nuevo marco del Pacto Verde #EUGreenDeal.

 

Grandes temas se han puesto sobre la mesa: la demanda de reducción de plástico por parte de un consumidor que, al mismo tiempo, requiere seguridad y alimentos saludables; la significación de las marcas respecto a sus compromisos sostenibles; los futuros cambios legislativos; la necesidad de cadenas más cortas y tejidos empresariales regionales mucho más fuertes; el papel de los productores locales; el reto de la escalabilidad y la innovación; y cómo el COVID ha transformado la relación entre empresas y proveedores.

 

Dos de estas innovadoras iniciativas de circularidad corresponden a empresas navarras. Josenea, marca especializada en el cultivo de plantas ecológicas, que actualmente emplea a 50 trabajadores, tiene integrado en su ADN el valor de la inserción social y el fomento de la economía rural. “La inserción social también es una forma de construir Economía Circular”, ha afirmado Jesús Cía.

 

En sus instalaciones consiguen la autosostenibilidad en todas las fases del proceso. “Generamos nuestra propia energía, en los secaderos todo se realiza con captadores solares de diseño propio y el agua proviene de la recogida de lluvia. Nuestro gran reto era solucionar un tema complejo como el de los abonos y conseguir un compost que se pudiera certificar para agricultura ecológica”, ha señalado. Lo han conseguido gracias a un proyecto conjunto con dos mancomunidades por el cual recogen parte de su residuo orgánico para generar lixiviados que les permitan producir abonos líquidos. “Nuestro horizonte se sitúa ahora en que toda la plantación se convierta en uno de los primeros parques de Economía Circular visitables de Europa”.

Por su parte, desde Viscofan, multinacional especializada en envolturas alimentarias, Gorka Legarreta ha ejemplificado el papel de las alianzas. En este caso, a través de un proyecto con Tenerías Omega, ubicada en Villatuerta y dedicada a la preparación y acabado del cuero para tapicería ignífuga, crearon la empresa New Collagena, que a partir de un subproducto de Tenerías Omega genera la materia prima para abastecimiento en cercanía de Viscofan.

“Con este proyecto, que iniciamos en 2014 -ha explicado-, se consigue un enorme valor combinando los ciclos de tres compañías. En el matadero se genera un subproducto que es la piel de la vaca que, a su vez, es procesado en Tenerías Omega, obteniendo como subproducto el colágeno de esa piel. Nosotros hemos conseguido trabajar ese colágeno, revalorizarlo y utilizarlo para producir envolturas comestibles”.

Aunque ha reconocido que abordar este tipo de proyectos no es un camino de rosas y requiere un profundo trabajo, “es muy satisfactorio. Obtienes un valor añadido muy potente, estructuras más fuertes basadas en la cercanía y capacidad de adaptación. Requiere compromiso y un cambio de mentalidad”.

 

Encuentros bilaterales online durante tres días

Queda por delante la segunda parte de este Taller Transfronterizo, en la que las personas inscritas tienen la opción de participar en una agenda de encuentros bilaterales. A lo largo de la tarde de hoy, y los días 26 y 29 de junio se desarrollarán por videoconferencia reuniones de 30 minutos, con el objetivo de ser el nexo de unión para potenciales colaboraciones futuras entre socios.

El objetivo de estas entrevistas “B2B”, tal y como señalan desde AIN, es doble: “Por un lado, acercar los beneficios de la Economía Circular a los participantes y, por otro, impulsar sinergias y colaboraciones entre empresas y entidades, que promuevan soluciones innovadoras, tecnologías vanguardistas y nuevos modelos de negocio. Es una magnífica oportunidad para ampliar la red de contactos dentro de la cadena de valor agroalimentaria, compartir visiones y experiencias, así como identificar acuerdos de cooperación”.

 

 

 

Este proyecto ha sido cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Interreg V-A España, Francia, Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo de POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible. 

 
 
2020 © AIN Asociación de la Industria Navarra
Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER