Una nueva patente posibilita un mayor aprovechamiento y mejora en la gestión de los lodos urbanos e industriales

AIN, junto con otros socios españoles e italianos, está trabajando en una nueva patente que permite, mediante un proceso de electro-deshidratación, un aprovechamiento más eficiente de dichos residuos.


¿A dónde van a parar los lodos de nuestras casas e industrias? ¿se pueden reciclar? ¿cómo se destruyen? Éstas son algunas de las preguntas que los usuarios nos hacemos con respecto a las aguas residuales que generamos, ya que suponen un problema medioambiental que necesita de investigación y de nuevos desarrollos que optimicen su gestión.

Con el fin de reaprovechar estos desechos y contribuir a su mejor gestión, se está desarrollando el proyecto europeo “Sludgetreat”. El objetivo se centra en la investigación de una nueva tecnología que permita disminuir el contenido de agua retenida en los lodos tras los procesos de digestión. Las tasas de deshidratación alcanzadas con las tecnologías existentes hoy en día son aún bajas, lo que elevan los costes de transporte e incineración. Reducir el porcentaje de agua retenida permitiría, además de reducir los costes anteriormente citados, reaprovechar dichos lodos como vector de producción energética.

El proyecto, ya en su fase final, ha permitido el desarrollo de un prototipo de electro-deshidratación que obtiene tasas de desecado superiores a los sistemas mecánicos habituales en mercado (prensas, etc). Además, ha posibilitado una intensa transferencia de conocimiento entre los investigadores del consorcio, en temas como el medioambiente, ingeniería de sistemas, electroquímica y de aspectos legislativos, a través de un ambicioso plan de intercambios de investigadores y nuevas contrataciones de doctores.

En este caso, se ha acercado el conocimiento de las empresas participantes (X2 Solution y Flubetech) con el de los centros de investigación (Politécnico de Milano y AIN). En concreto, la Asociación de la Industria Navarra (AIN), ha centrado su investigación en la selección y recubrimiento de una de las partes más relevantes de la máquina, los electrodos. “La complejidad era elevada -comenta Cristina Diaz investigadora de AIN- ya que tenían que ser unos electrodos que soportaran una alta corrosión y desgaste al estar en contacto continuo con unos desechos tan cambiantes y agresivos químicamente”.

Como resultado final, se está trabajando en una patente, que, además, puede ser utilizada en otros sectores como puede ser la industria agroalimentaria (procesado de frutas, vino, oliva, tomate…) e incluso en la industria papelera.

Este proyecto se engloba dentro de la convocatoria (FP7-PEOPLE-2013-IAPP) Marie Curie Industry-Academia Partnerships and Pathways (IAPP) financiado por la Comisión Europea. Más información sobre el proyecto

 
 
2018 © AIN Asociación de la Industria Navarra
Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER