Ain apuesta por el autoconsumo con la instalación de placas fotovoltaicas

En menos cuatro meses de funcionamiento ha ahorrado 32.872 kwh, o lo que es lo mismo, lo equivalente a 353 ordenadores funcionando un año.

 

La Asociación de la Industria Navarra, como parte de su estrategia de sostenibilidad, ha puesto en marcha una pequeña huerta solar que tiene un doble objetivo. Por una parte, es una fuente de investigación y testeo sobre los seguidores solares que utilizan los paneles para rotar para aprovechar mejor la fuente solar. Un proyecto de I+D en el que participa una empresa navarra STI Norland y el área de mecatrónica de AIN. Y por otra parte, constituye una fuente de energía que permite abaratar la factura eléctrica de la Asociación de la Industria Navarra.

Esta instalación inició su funcionamiento el 21 de mayo después de la conexión de la generación a nuestro centro de transformación y desde esta fecha ha tenido un ahorro total de 32.872 kwh que permiten paliar los gastos de mantenimiento del edificio así como los equipos instalados en los laboratorios que, en ocasiones dadas sus características, tienen un consumo elevado de electricidad. Además, a través del uso de las renovables, se han evitado emisiones 35.896 Kg CO2 a la atmósfera.

Desde su inicio, AIN, a través de una aplicación, puede realizar un seguimiento de su producción instantánea y por periodos. Desde esta app se pueden analizar los datos del inversor que aporta información sobre la reducción de impactos en cuanto a emisiones evitadas, compensaciones de carbono y otras equivalencias medioambientales, además de darnos los datos climáticos del momento y la generación puntual y total.

 

Apuesta de AIN por las renovables

Esta iniciativa se suma a la apuesta de AIN por la movilidad eléctrica. A finales del año pasado se sustituyó uno de los coches por un vehículo eléctrico y se instaló un poste de carga doble, que puede ser utilizado por usuarios externos desde la web de Fenie Energía y para uso propio.

En ocho meses, el vehículo ha recorrido aproximadamente 15.000 Km, con un consumo medio de 20 Kwh/100 Km, lo que equivale a un consumo de 3.000 Kwh. Si se realiza una comparación con el vehículo de gasoil (consumo medio aproximado de 5 l gasoil/100Km) hubiera tenido un gasto total 750 litros de combustible, lo que supone en términos medioambientales, unas emisiones de CO2 evitadas de 1.740 Kg frente a uso del coche de gasoil. En términos de ahorro supone una reducción de 4.900 Kwh en los ocho meses de la utilización del vehículo.

 
 
2020 © AIN Asociación de la Industria Navarra
Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER