Seguir sensibilizando al sector agrario sobre las ventajas de la digitalización, una de las conclusiones en el cierre del proyecto europeo Seed

AIN ha participado junto con otras organizaciones de Italia, Bélgica, Eslovaquia y España en este proyecto europeo que busca conseguir un sector agroindustrial digitalizado, más eficiente y, sostenible.

Seguir concienciando a los agricultores de cómo la tecnología puede ayudarles en su quehacer diario o continuar sensibilizando sobre la oportunidad que supone el comercio electrónico y el marketing digital, son algunas de las conclusiones del proyecto europeo Seed en el que la Asociación de la Industria Navarra (AIN) ha participado junto a otras organizaciones de Italia, Bélgica, Eslovaquia y España para conseguir un sector agroindustrial digitalizado mucho más eficiente y, sobre todo, sostenible.

Esta semana el salón de actos de AIN acogió el evento de cierre de este proyecto donde se analizaron los resultados obtenidos. Una de las principales barreras que ha identificado el proyecto Seed para conseguir un sector más digitalizado tiene que ver con la elevada edad media de los profesionales del sector agroalimentario, que, en ocasiones, perciben la tecnología de manera reticente sin ser conscientes de los beneficios que les puede aportar, como obtener una mayor producción o rendimiento de las cosechas. Además de la edad, otro de los motivos que frenan la modernización del sector tiene que ver con la necesidad de realizar inversiones. “Para minimizar estos problemas sugerimos que las nuevas generaciones, los estudiantes de Formación Profesional y del grado de ingeniería agrónoma animen al sector a digitalizarse”, señala Leire Zubiaurre, técnico de formación de AIN, que sugiere crear sinergias entre centros educativos y empresas para trabajar conjuntamente y repartir gastos.

 

Una metodología extrapolable

El proyecto europeo Seed va más allá del sector agroalimentario. En el evento de cierre también se identificaron aprendizajes extrapolables a otros sectores. En este sentido, Leire Zubiaurre, técnico de formación de AIN, relató que el desarrollo de las habilidades blandas, aquellas que deberían adquirir cualquier trabajador, independientemente de su profesión y la planificación estratégica (definición de objetivos, medios para alcanzarlos, fechas…) son temas que podrían trasladar a los planes de estudios ya existentes.  “La metodología resultante del proyecto también se podría extrapolar a otros países”, señaló. “De entre los principales interesados en ejecutar el proyecto SEED nos encontraríamos con entidades como la Comisión Europea, organizaciones que participan en proyectos de I+D, agencias empresariales, asociaciones comerciales y asociaciones de agricultores, centros de FP, escuelas técnicas superiores y profesores”.

Durante el evento de cierre también se dieron sugerencias para conectar empresas con organizaciones de formación y departamentos de Educación de distintas administraciones: “Podríamos destacar la organización de visitas a empresas para que los estudiantes tengan la oportunidad de ver de cerca cómo se trabaja y, además, poder conocer sus necesidades”.  Otra posible línea de actuación que también se destacó es la combinación de la Formación Profesional y las industrias.

 

 

 
 

2021 © AIN Asociación de la Industria Navarra

Esta empresa ha recibido una ayuda del Gobierno de Navarra en virtud de la convocatoria de 2021 de «Fomento de la Empresa Digital de Navarra»

Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER