Sistema de distribución circular y responsable (SDCR)

Un estudio de caso múltiple en la aplicación de un marco metodológico que impulsa la economía circular en PYMES.

Este trabajo es un extracto del trabajo final de master de la autora, MBA Enterprise, Innovation and the Circular Economy de la Universidad de Bradford, y recoge parte de los resultados obtenidos en el diseño e implementación del marco SDCR realizado por la Asociación de la Industria Navarra, que contó con la financiación de Gobierno de Navarra a través del programa de ayudas «Subvención para proyectos en materia de responsabilidad Social para el año 2018».

Hace ya unos años que la Economía Circular (EC) viene siendo reportada como el nuevo paradigma económico para negocios más responsables y para garantizar una sostenibilidad de los recursos a largo plazo compatible con el crecimiento económico. Muy recientemente la propia Comisión Europea ha establecido que la EC es el marco de desarrollo industrial en Europa para conseguir sus objetivos de crecimiento bajo una economía
climáticamente neutra, según el nuevo Pacto Verde Europeo (CE, 2019).

La EC tiene como objetivo mantener las funciones y el valor de los productos, componentes y materiales lo más alto posible (EEA, 2017), extendiendo la vida útil, lo que conllevará un aumento de la productividad, la reducción de la dependencia de recursos y de la generación de residuos, y un aumento del empleo y crecimiento (EMF, 2015a). Si bien la EC parece ofrecer un marco para una sostenibilidad a largo plazo, mejorando la dimensión económica, ambiental y también social del sistema económico actual, su implementación hasta la fecha se ha enfocado principalmente a los contenidos ambientales más que a la parte económica o social (Merli et al., 2018), incluso cuando la falta de un enfoque social puede conllevar consecuencias indeseables por falta de una perspectiva ética (Murray et al., 2015). De forma general, se ve necesario evolucionar del marco teórico de la EC a una implementación industrial real permitiendo procesos, productos y/o servicios circulares y regenerativos. Con este fin, se han definido multitud de herramientas, modelos, marcos y métodos para el apoyo a empresas en la toma de decisiones hacia la EC, pero aún existe una carencia de marcos compartidos (Merli et al., 2018).
Tras haber realizado una exhaustiva revisión bibliográfica de los marcos de implementación de la EC a nivel empresa se identificaron dos carencias de investigación principales. Primero, no existen marcos dedicados específicamente a la introducción de los principios de circularidad en los procesos aguas abajo (Geissdoerfer et al., 2018), y específicamente en los sistemas de distribución (SD) (Kalmykova et al., 2018), procesos dónde la creación de valor es mayor (Batista et al., 2018). Y segundo, existe una carencia en el enfoque social de la EC (Laurenti et al., 2018) y específicamente de herramientas para la evaluación social en las acciones de circularidad que se proponen (Mendoza et al., 2017).

Para acceder al artículo completo y su descarga, puedes hacer clic aquí

Este artículo ha sido publicado en la revista Economía Industrial Núm.416: Transición Eco-Industrial

 
 
2020 © AIN Asociación de la Industria Navarra
Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER