Píldoras de gestión financiera para paliar los efectos económicos COVID-19

Ayudas y medidas financieras para paliar los efectos del coronavirus

  • Las instituciones europeas, nacionales y regionales están lanzando diferentes iniciativas encaminadas a reducir el efecto de esta crisis en la actividad económica, en el sistema productivo y en el sistema bancario: Medidas que permitan inyectar liquidez nueva en el sistema (avales proporcionados por el Estado para nuevas financiaciones), que por otra parte faciliten que los bancos puedan “abrir” la mano en las refinanciaciones de créditos ya existentes (se suavizan los estrictos requisitos del Banco Central Europeo) y todo ello con procesos que permitan la mayor agilidad posible.
  • Las entidades financieras están trabajando de forma muy proactiva y creativa con las empresas para cuidar la liquidez a corto plazo con el objetivo de que no se rompa la cadena de pagos. Además de lanzar herramientas y mecanismos concretos para empresas de distintos sectores, dadas las diferentes problemáticas generadas.
  • La mayor parte de las medidas, tanto institucionales como de entidades, están en fase de desarrollo e instrumentalización, por lo que se irán materializando en los próximos días.

 

Actuaciones y principios de gestión financiera concretos para implementar en nuestras compañías: se trata de indicaciones básicas y sencillas, pero muy relevantes en estos tiempos difíciles.

Principios generales:
  • Liquidez: las empresas nacen y mueren por la caja. Es necesaria una buena previsión de cobros y pagos con distintos escenarios y todo tipo de planes de actuación alternativos para financiación del circulante y el corto plazo.
  • Viabilidad: medida como la capacidad de generar resultados positivos y de asumir los compromisos de pago existentes o futuros. Si existe viabilidad, los problemas siempre tienen solución si son gestionados con tiempo y se cuenta con los aliados oportunos. Si la empresa no tiene viabilidad, habrá que analizar otras alternativas más complejas, de forma ordenada y con tiempo, que puedan suponer la entrada en viabilidad.
  • Confianza: de nuestros empleados, proveedores, entidades financieras, asesores, socios… Es tan importante generarla siendo capaces de transmitir, con transparencia y prudencia, de dónde venimos y a dónde vamos como no quebrarla, puesto que necesitamos de nuestros aliados naturales para construir soluciones válidas en momentos críticos. Antes se coge al mentiroso que al cojo.
Actuaciones a corto plazo:
  • Rehacer el plan de tesorería de la empresa: contactar directamente con nuestros principales clientes y validar fechas de cobro. Estimaciones prudentes. El seguimiento de la tesorería debe ser mantenido a diarioCaptar toda la financiación a corto plazo que sea posible Eso sí, siendo siempre muy “pulcro” con las líneas de circulante, teniendo en cuenta que las entidades les están prestando especial atención a los anticipos de crédito comercial (anticipos de facturas, descuentos, etc.). Anticipar, exclusivamente, aquellas facturas que no vayan a presentar problemas de cobro y que se haga en su plazo.
  • En caso de atisbar una ruptura de tesorería, analizar las distintas opciones con calma y buscando los aliados adecuados: proveedores, administración pública, trabajadores y, por supuesto, vuestras entidades financieras de referencia para la búsqueda de una solución conjunta. Salvo imposibilidad, priorizar el mantenimiento de la “cadena de cobros y pagos”. La tentación de retrasar los pagos o, simplemente, no pagar cuando hay tensiones de tesorería es muy atractiva, pero si se da de una manera generalizada, al final conlleva a la ruptura del sistema y, en especial, en los eslabones más débiles.
  • Por último, mantener un contacto continuo con vuestros bancos de referencia. Os irán informado de cómo se instrumentalizan las medidas y las diferentes opciones existentes ante un posible problema. Los gestores de empresa son muchas veces los mejores comerciales de las empresas, siendo importante cuidar y mantener la confianza con ellos.
Revisión de la visión a medio y largo plazo del negocio

¿El modelo de negocio sigue siendo válido?, ¿mi negocio puede absorber mi endeudamiento más las pérdidas derivadas de las crisis, aunque me las financien?, ¿por cuánto tiempo? En este apartado es terriblemente importante no hacerse trampas al solitario y revisar el ejercicio a menudo hasta que la situación se estabilice.o Para una empresa viable, siempre hay soluciones si se afrontan los problemas con tiempo. Si la empresa no lo es, o la deuda actual (o futura) no es digerible, es importante afrontar la situación y analizar con tiempo suficiente otras alternativas más complejas que una refinanciación y puedan suponer una solución de viabilidad para la empresa.

 

En resumen, la situación extraordinaria y cambiante que estamos viviendo nos exige analizar la situación de nuestras empresas a corto y medio plazo. Es importante que tomemos las decisiones oportunas contando con nuestros empleados, proveedores, asesores y bancos; todo ello sin precipitación y manteniendo la calma. Desde Crea Inversión nos ponemos a vuestra disposición para solucionar cualquier duda al respecto o ampliar la información sobre cualquiera de estos aspectos en los que os podamos ayudar.

 
 
2020 © AIN Asociación de la Industria Navarra
Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER