Teledirigir al equipo: Claves de una adaptación rápida y exitosa

 

 

 

En este momento, para muchas empresas Teletrabajar está siendo algo temporal. Una necesidad surgida por la actual pandemia de enfermedad por Coronavirus. En estos casos, Teletrabajar no implica implantar un método de trabajo permanente, si no la adaptación a una situación que va a ser transitoria.

 

Teletrabajar: Cambios que afectan a todas las personas

El teletrabajo no es simplemente incorporar o incrementar el uso de la tecnología trasladando el puesto de trabajo a casa. Implica incorporar formas diferentes de relacionarse con el equipo.

Estos cambios en el trabajo afectan a todos. A quien dirige y a cada una de las personas de los equipos. Pero es el Líder quien debe favorecer la adaptación obligada a esta nueva situación que se ha producido inesperadamente y sin preparación previa y que, además,  se produce en un contexto social y personal crítico y difícil.

 

Teledirigir: Necesidades de trabajo y necesidades de las personas

Conseguir resultados, cuando el equipo teletrabaja, sigue requiriendo dirigir, marcando objetivos y prioridades; organizar, identificando y planificando acciones y tareas; coordinar, distribuyendo y orientando los esfuerzos del equipo. Y también requiere liderar el equipo y atender a las personas: impulsar, apoyar, reforzar, motivar.

 

TRES CLAVES PARA ADAPTASE A TELEDIRIGIR CON ÉXITO: más contacto, más información, más flexibilidad

 Si el COVID-19 ha cambiado tu situación y necesitas adaptarte al Teletrabajo como una situación transitoria, te damos 3 claves para que tengas éxito en el esfuerzo de Teledirigir:

Más contacto. REÚNETE TODOS LOS DÍAS: Si en el lugar de trabajo os veis todos los días, no favorecer este contacto, aísla a las personas y desconecta al equipo. Por eso resulta necesario realizar al menos una reunión diaria con todo el equipo al completo, además de las interacciones o contactos individuales que sean necesarios.

  • Mantén una reunión inicial con el equipo, todos los días, es imprescindible para organizar el trabajo de cada día. De esta manera, se comparten y contrastan objetivos, prioridades y tareas críticas y concretas. Resulta prioritario escuchar dudas y aportaciones y opiniones del resto del equipo. También, es una ocasión para poner en común las diferentes experiencias y vivencias y situaciones familiares del confinamiento y así conocer y apoyar la situación personal.
  • Realiza otras interacciones individuales a lo largo de la jornada, para resolver dudas, hacer seguimiento y coordinar, apoyar el trabajo de cada persona. Cada persona del equipo tiene unas necesidades específicas, en función del puesto y de la madurez de sus competencias.
  • Incrementa tu disponibilidad y responde rápido. Cualquier persona del equipo puede contactar cuando lo necesite, para una consulta rápida o para un apoyo más amplio. Tu respuesta debe ser ágil.

 

Más informaciónINFORMA CON TRANSPARENCIA: La información oficial de la empresa siempre es importante. Mucho más en una situación como la actual, en la que aumentan las preocupaciones.

Informa en tus reuniones, tanto sobre la seguridad en cuanto a la salud, como sobre la marcha de la empresa y cómo está siendo afectada por el Estado de Emergencia.

  • Comunica cómo se están viendo afectadas la actividad en las diferentes áreas y personas: quiénes teletrabajan y quiénes continúan trabajando en las instalaciones y las medidas que se han tomado.
  • Informa sobre la situación personal. Si hay personas afectadas por el virus y cuál es su estado y evolución.
  • Mantén informado al equipo sobre la marcha de la empresa y las medidas y planes aplicados, así como las que se van a implementar a medio plazo.
  • Apoya con más feedback y mayor disponibilidad: Practica, también en periodo de teletrabajo, la política de puertas abiertas.
  • Transmite la información de forma transparente, aplicando positivismo y confianza. Despierta motivación para las acciones futuras.

Más flexibilidadPERSONALIZA LA GESTIÓN. Mas que nunca, el contexto de trabajo y las situaciones personales, diferentes y especiales, intervienen e influyen en el trabajo. Además, cuando el teletrabajo constituye una solución temporal a la epidemia de Coronavirus, aunque contemos con medios telemáticos, no tendremos los mismos recursos y apoyos que en situación normal, y tampoco la disponibilidad personal.

Prioriza los objetivos para cada puesto, centrándote en los resultados necesarios, pero teniendo en cuenta la situación. Pregunta y conoce cuál es el contexto laboral y familiar de cada persona del equipo. Qué condiciones de puesto y de trabajo puede mantener en casa y cuál es la situación personal y familiar.

  • Dirige el trabajo centrándote en objetivos. Define y marca prioridades y resultados para cada persona y deja autonomía para su desarrollo. Delega la organización personal y la dedicación, para atender a los objetivos críticos para cada puesto y persona. Es importante que hagas seguimiento de los avances y progresos, dando el apoyo y feedback que cada persona necesite.
  • Acuerda con todo el equipo un horario adecuado para la reunión diaria con todas las personas y para el resto de la jornada, personaliza los horarios de trabajo. Hay que conocer y adaptarse a cada situación y entorno familiar y personal.

 

Elena Larequi

Selección y Consultoría AIN

seleccion@ain.es

 
 
2020 © AIN Asociación de la Industria Navarra
Logotipo DGIPYME Logotipo AEI CLUSTER Logotipo fEDER